IMG_1868.peque

El pasado quince de mayo, se produjo en Pozuelo de Alarcón una de esas manifestaciones que no tienen eco en la prensa porque ni son masivas ni las convocan políticos, sindicatos u organización alguna. Aunque, precisamente por eso, son representativas del auténtico titular de la democracia: el pueblo.

El motivo, la privatización de la Escuela Municipal de Música, y las preguntas que siempre surgen al respecto: ¿a quién beneficia?, y ¿por qué lo que es una carga para el Ayuntamiento se convierte en un negocio para un empresario? ¿por qué al privatizarla habrá más calidad de la enseñanza, si serán -o eso dicen- los mismos profesores y los mismos métodos?

IMG_1882.peque

IMG_1928.peque CRW_2129.AutoAjustada.peque

Ante esta absurda –si no interesada- iniciativa municipal, los propios alumnos respondieron convocando esa manifestación, a la que se adhirieron algunos profesores (otros sólo quisieron mostrarse cinco minutos antes del final) y que fue un hermoso ejemplo de ejercicio pacífico de la ciudadanía aliñado, como no podía ser menos, con música, para que les llegue a los oídos de los responsables del desafuero, a sabiendas de que nunca llegará a sus corazones, demasiado encallecidos por las necesidades de partido o por las ambiciones personales.

¡Lástima que el país entero no se derrame más por las calles de esta forma, sin fantoches institucionales al frente! Y lástima que sólo las manifestaciones en las que hay una marea humana, ocurre algo desagradable, o son de un color político determinado, sean las que aparecen en los medios.

Ésta ha sido sólo del pueblo. Más todavía, ha sido sobre todo de los jóvenes. Pero, a la vista del proceso de privatización, está claro que ni el uno ni los otros importan al Ayuntamiento.

IMG_1876.peque IMG_1887.peque IMG_1868.peque IMG_1882.peque CRW_2135.AutoAjustada.peque IMG_1928.peque CRW_2129.AutoAjustada.peque

-AELPON- Alfredo Vílchez